El origen y apelativos del nombre de Arequipa

El origen y apelativos del nombre de Arequipa

Arequipa se encuentra Localizada al sur del país, en las montañas del desierto de los Andes, conocida también como: «La ciudad Blanca», debido a sus construcciones hechas en sillar, es la segunda ciudad más importante del Perú y la tercera en movimiento turístico por combinar la belleza de su verde paisaje con la imponente presencia de sus volcanes y nevados.

Teorías sobre el origen de la palabra ‘Arequipa’

Sobre el origen del nombre de Arequipa, se han dado dado diversas respuestas a ella, e incluso mucha polémica, sobre si es un vocablo quechua o aymara. A continuación las siguientes teorías…

 Primera teoría sobre el origen del nombre «Arequipa»

Esta teoría proviene del célebre escritor, el inca Garcilaso de la Vega que en sus Comentarios Reales observa que “según el padre Blas Valera” el origen del antiguo nombre proviene de los Aymara quienes fundaron este lugar en donde construían un asentamiento y que en lenguaje aimara Arequipa significa «Trompeta Sonora», que procede del término ‘qquepan’, que es un caracol marino usado por los indígenas como trompeta.

Segunda teoría sobre el origen del nombre «Arequipa»

En relatos del ensayista Aurelio Miró Quesada que según cuenta fue debido a que Mayta Cápac recibió una solicitud de su ejército cuando llegaron al valle del Chili, quienes le pedían permiso de quedarse en la comarca para poder poblar ese lugar, ya que se quedaron admirados por la belleza del paisaje, y como respuesta el inca contesto «Ari Qhipay», en quechua, que significa en castellano: «Si, quedaos”.

Tercera teoría sobre el origen del nombre «Arequipa»

Según los cronistas Middendorf y Kimmichi, la palabra Arequipa no es quechua sino aimara, cuyos significados proviene de los términos Ari que significa “Cumbre”, y Queppa que significa “detrás”; lo que quiere decir «ciudad situada detrás de la cumbre».

Apelativos de Arequipa

Esos sobrenombres son una manera de exaltar su belleza o su importancia o por alguna característica especial.

La ciudad blanca: es el apelativo mas relevante que dio a Arequipa atribuido al color del sillar por los propios arequipeños.

Plaza central de Arequipa

Arequipa, eterna primavera

La frase elogiosa fue dicha por Miguel de Cervantes en su Canto de Calíope. Pero fue el equívoco por el colectivo que entendió esa frase descontextualizada como un rasgo de Arequipa, cuando en realidad Cervantes se refería a los versos del también poeta Diego Martínez de Ribera.

La Roma de américa En 1985 el papa Juan Pablo II visitó la ciudad de Arequipa y la rebautizó como La Roma de América, por su ferviente catolicismo y su espíritu religioso.

Los comentarios están cerrados